jueves, marzo 4

Mensaje de SOL (Solidaridad y Acción Local)

Compañeras, hemos sido afectadas por una catástrofe natural que ha producido daños que aún no podemos cuantificar. Nos ha afectado en lo material, en lo humano, profundamente en nuestros afectos y emociones. Nuestra salud mental es un aspecto de nuestra vida que tenemos que cuidar. En estas situaciones es normal que algunas personas experimentemos algunos síntomas como: dolor en el pecho, ganas de llorar, frustración, que nos sintamos enojadas e irritables, insomnio, sentimientos de culpa, rabia, sentirnos abrumadas, ansiedad y miedo. Si estos síntomas se hacen más duraderos o a este malestar se agregan crisis de pánico, miedo permanente, manifestaciones autodestructivas o de violencia hacia otras personas es recomendable pedir ayuda en algún centro de salud.

Para paliar en parte esta situación acá van algunas recomendaciones que pueden servirnos y nos pueden ayudar a disminuir la angustia de estos días:

- Organizar el tiempo. Ocuparse de estar y/u organizar acciones que nos hagan sentirnos útiles y solidarias. Hay muchas iniciativas solidarias circulando de las cuales no da cuenta, principalmente la TV. Pero hay que destacar que existen muchas personas organizando actividades y acciones solidarias para aportar. No es sólo el individualismo lo que impera hoy día, hay formas colectivas ayuda que nos han hecho sacar lo mejor de cada una en medio de este desastre.

- Es importante no estar sola, buscar compañía, estar cerca de familiares y fortalecer los vínculos con vecinas/os.

- Comprender y aceptar nuestros sentimientos es parte de nuestra recuperación, saber que es normal sentirnos

fatigadas y abrumadas nos ayuda a revertir nuestro estado de ánimo.

- Juntarse con amigas/os y hablar de lo que ocurrió, compartir cómo lo vivimos, cuáles fueron nuestros sentimientos, pensamientos y emociones, pero no continuar hablando de los episodios más negativos todo el tiempo. Buscar las experiencias que si contribuyen a unirnos, a fortalecernos y levantarnos colectivamente.

- Dejar tiempo suficiente para descansar, dormir y reponer fuerzas.

- No estar expuesta excesivamente a los noticieros, muchas veces vemos las mismas escenas y testimonios una y otra vez y eso lo único que nos genera es desesperación.

- No prestar atención a rumores ni hacerse parte de ellos, hay que parar cualquier información que no contribuya a la reconstrucción y reorganización material y personal.

Con l@s niñ@s es importante tener en cuenta:

- Tener espacios de conversación y donde les brindemos confianza para que expresen sus sentimientos.

- Responder a sus preguntas dándoles la información adecuada a su edad. Explicar los hechos con la verdad pero sin alarmarl@s, por ejemplo decirles que habrán más réplicas, pero que estarán acompañados y entre tod@s se van a cuidar para que nadie sea dañad@.

- Tomar en cuenta sus vivencias, no criticarl@s por lo que piensan o sienten, guiarlos hacia sentimientos de tranquilidad y darles atención y afecto. Abrácel@s, acaríciel@s.
Esperamos colaborar con algunas ideas que recopilamos y armamos para que sirvan para circularlas, agregarle y cuidarnos entre todas y todos.
Un abrazo cariñoso para todas
Patricia Olea Castro
SOL (Solidaridad y Acción Local)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada