sábado, mayo 8

La Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y el Caribe rinde homenaje sororal a Rhonda Copelon

El 6 de mayo de 2010, en Nueva York, falleció Rhonda Copelon, abogada feminista de extensa trayectoria. En los últimos años luchó contra un cáncer ovárico, el que no le impidió continuar trabajando sin descanso en aquello que más le importaba: los derechos humanos de las mujeres y de las niñas, y el rechazo a toda forma de violencia sexista, provenga de quien provenga.

Rhonda aportó su mirada y experticia a varios proyectos de derechos humanos que han marcado hitos en la defensa de la condición de la mujer. Fue una de las gestoras del primer borrador de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, Convención de Belem do Pará. Y estuvo en primera línea para lograr que el Estatuto de Roma, que dio lugar a la Corte Penal Internacional, finalmente reconociera que la violación sexual en conflictos armados es un crimen de lesa humanidad.

Durante más de tres décadas fue académica de la City University of New York, donde formó a centenares de abogadas y abogados desde un enfoque en la justicia de género entrelazada con las demandas de derechos humanos universales. Y, asimismo, fue parte del Center for Constitutional Rights, también de Estados Unidos, que defiende y promueve los derechos civiles.

En ese país es reconocida por haber jugado un rol central en el establecimiento de que los abusos de derechos humanos cometidos fuera de ese país también se podían enjuiciar en las Cortes estadounidenses. Y también luchó porque el sistema de salud cubriera los gastos implícitos en procedimientos de aborto. En América Latina y el Caribe estuvo unida a las luchas de las mujeres por su derecho a vivir sin violencia, trabajando cercanamente con grandes feministas, entre otras, con Alda Facio, María Suárez, Ana Elena Obando, y con la Radio Internacional Feminista, la cual ha programado un homenaje virtual para su amiga histórica.

Para la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe esta es una partida dolorosa. Rhonda fue muy cercana a esta Red, colaboró generosamente con nuestra Revista Mujer Salud y Cuadernos Mujer Salud, donde aportó su sabiduría en artículos y comentarios, profundizando especialmente en el valor ético, filosófico y político de los derechos sexuales y derechos reproductivos. Y compartió estrecha amistad con Amparo Claro, nuestra primera Coordinadora General, desde los inicios los inicios de esta Red.

La última vez que estuvo en Chile, logramos escuchar una clase magistral impartida por ella. Fue en ocasión de la sesión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que escuchó una demanda contra el Estado mexicano por casos de femicidios cometidos en Campo Algodonero, en Ciudad Juárez. Caso que concluyó con la condena a dicho Estado por no haber sabido proteger y cautelar la vida y derechos de las mujeres en los hechos expuestos. Entonces Rhonda, con su habitual suavidad y al mismo tiempo firmeza, proveyó conocimientos y enfoques invaluables para llegar a esa resolución.

Su recuerdo perdurará entre todas las personas comprometidas con los derechos humanos de mujeres y hombres, y con la justicia de género.

Fuente: RSMLAC

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada