jueves, julio 15

Declaración Articulación Feminista. ¡Difundir!

Diputados y diputadas de la Concertación, aliados con los fundamentalistas de siempre

La Articulación Feminista Por la Libertad de Decidir, que vincula a numerosas organizaciones y mujeres que defienden la autonomía y autodeterminación como derecho intrínseco de la persona humana, rechaza con indignación la actitud de diputados y diputadas concertacionistas quienes, dando muestra de su total indiferencia ante los problemas reales que afectan a las mujeres en el ámbito de la sexualidad y la reproducción, votaron a favor de la declaración emitida por esa Cámara el 7 de julio de 2010, con el título "Solidaridad con organizaciones mundiales que luchan contra el aborto", que alude a la Ley de Aborto aprobada en España, o bien se retiraron en el momento de la votación, escondiendo su cabeza cual avestruz.

No nos extraña la actitud de la derecha política que impulsó la citada condena, es coherente con el fundamentalismo recalcitrante que siempre ha demostrado tener en temas relativos a los derechos de las mujeres, en especial sobre su cuerpo, sexualidad y reproducción, espacios que históricamente ha buscado controlar y subordinar.

No obstante, y salvo muy honrosas excepciones, los diputados y diputadas concertacionistas traicionaron vergonzosamente a las chilenas de todas las edades, condición social y creencias que han dicho representar. A ellos y a ellas les recordamos que la maternidad voluntaria y libremente escogida, no impuesta por leyes represivas o mandatos religiosos, es una exigencia para la profundización de la democracia, en tanto alude al reconocimiento de las mujeres como sujetas con capacidad moral para resolver sobre sus vidas, incluso para decidir frente a un embarazo no deseado, inoportuno, forzado o que las coloca en riesgo. Y es también una demanda de justicia social, pues bien sabemos que son las mujeres pobres las más perjudicadas tanto por las maternidades no deseadas, como por los abortos clandestinos sin condiciones de salubridad, equipamiento y personal profesional que los atienda. Estas son las mujeres que mueren por procedimientos de riesgo, estas son las mujeres que son denunciadas y que van a la cárcel.

Si todo esto no significa nada para los diputados y diputadas concertacionistas que avalaron la declaración o se retiraron "estratégicamente" de la discusión, quiere decir entonces que su discurso electoral ha sido falso, vacío y oportunista, y que la igualdad entre los géneros que dicen apoyar, solo se expresa en aquellos ámbitos que nos les provocan conflictos "morales" o costos políticos.

Mientras las mujeres carezcamos de autonomía y libertad para decidir sobre nuestras vidas, esa igualdad será solo una utopía. Mientras las mujeres continuemos supeditadas a lo que los hombres, las leyes, las instituciones o las jerarquías eclesiásticas dictaminen sobre nuestros cuerpos, seguiremos siendo ciudadanas de segunda categoría.

El fundamentalismo hoy se expresa en Chile con más fuerza que nunca, queriendo reinsertar a las mujeres en los roles más tradicionales, conservadores, y subordinados. Nosotras no estamos dispuestas a ello. Pero mucho menos aún cuando esa voz y esa acción fundamentalista proviene no solo de la derecha política y de las jerarquías religiosas, sino también de un "progresismo" y de una "izquierda" de la que históricamente nos hemos sentido parte.

Santiago, julio 2010.


Articulación Feminista

"Por la Libertad de Decidir"

porlalibertaddedecidir@gmail.com
http://articulacionfeministachile.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada