martes, septiembre 13

Con derecha conservadora e iglesias fundamentalistas ¡¡que las diosas nos protejan!!

La campaña piñerista 2009 simulaba aprontes para un inédito gobierno derechista liberal, tanto en lo referido a cultura, como en materia económica: telegénico rostro ABC1 gay validando las orientaciones sexuales diferentes del paradigma heterosexual, así como la diversidad de vida familiar, declaraciones de apertura al aborto terapéutico por parte del candidato y miembros de su partido RN, reconocimiento de diferentes tipos de familia además de la sacra familia nuclear, promesa de distribución de la anticoncepción de emergencia, en fin, una “nueva derecha”. El voto mayoritario de la población desinformada instaló esta promesa de destape en el palacio presidencial.


Las ilusiones de muchas/os se fortalecían en el contexto de la debacle eclesial vaticana que, luego de transparentarse en países del norte industrializado, financierizado y post religioso, llegó a nuestra devota región bajo la forma de los escándalos criminales de Maciel, Cox, Karadima, entre otros.


Andrés Chadwick (UDI), Luis Larraín y Andrés Allamand (RN) elaboraron el proyecto de acuerdo de vida en pareja (AVP) presentado por este último en junio del 2010, buscando regular y otorgar dignidad a las parejas de hecho. Las personas eventualmente beneficiadas imaginaron un Chile casi tan garante de derechos como Argentina.


Lily Pérez declaraba hacia fines del 2010 “el Presidente Piñera ya dijo en campaña que íbamos a legislar para más de dos millones de chilenos y chilenas que conviven y ahí entran todos: parejas heterosexuales y del mismo sexo”. “Creo que se va a venir un debate fuerte respecto del aborto terapéutico después del testimonio de la periodista Mónica Pérez, ... en TVN. Este es un tema que vamos a tener que enfrentar más allá de si estamos o no de acuerdo, porque creo que con esa realidad no se pueden cerrar los ojos y el Presidente Piñera ha sido bastante consistente”.


Más aún, si bien Karen Espíndola con su embarazo y su coraje en la defensa de los derechos y libertades que el sistema internacional le otorga, no había conseguido movilizar proyectos de ley sobre aborto según causales, el drama de Mónica Pérez y su comprometida abogacía por el aborto terapéutico, encontró eco en Evelyn Matthei, importante figura de la derecha fundamentalista, religiosa y de mercado. Así fue como la ex senadora UDI y Fulvio Rossi (PS) presentaron en diciembre 2010 un proyecto de ley para recuperar el aborto terapéutico proscrito por la dictadura, en el acotado caso en que el feto sea declarado inviable.


  • Sigue leyendo: Link de la nota

Maria Isabel Matamala Vivaldi
Articulación Feminista por la libertad de Decidir

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada