lunes, marzo 4

Declaración 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer. Por nuestras vidas y nuestros cuerpos: ¡Derechos, libertades y ciudadanía plena AHORA!


Este 8 de Marzo, fecha histórica que se conmemora desde hace más de 100 años, como sujetas políticas y ciudadanas plenas exigimos la erradicación de las violencias, discriminaciones, desigualdades y opresiones que afectan a las mujeres por el solo hecho de serlo. Aunque hemos avanzado en romper las barreras que el sistema patriarcal hegemónico ha colocado desde hace milenios, hoy como nunca éste profundiza sus prácticas sexistas al alero del sistema neoliberal capitalista imperante, del fundamentalismo religioso y de un sistema político-institucional tradicional y machista que se niega a abandonar sus privilegios.

Denunciamos con indignación que en Chile el patriarcado –expresado en la acción de poderes del Estado, jerarquías eclesiásticas, empresariado, medios de comunicación, fuerzas de seguridad– continúa ejerciendo el poder de dominio sobre la vida y el cuerpo de nosotras, las mujeres, mediante controles, prohibiciones y violencias explícitas e implícitas, impidiéndonos ejercer una ciudadanía plena que pueda expresarse tanto en lo público como en lo privado.

Además de la violencia cotidiana que afecta a mujeres y niñas, con su expresión máxima que son los femicidios, la discriminación también es evidente en nuestro menor acceso a trabajos dignos, decentes y protegidos por leyes laborales; en la doble y triple jornada de trabajo que recae sobre nuestras espaldas; en la falta de acceso a una salud integral; en la carencia de protección social; en la falta de justicia en el reparto de responsabilidades del trabajo doméstico; en menores oportunidades educativas; en exclusión  política; en nuestra proporción mayoritaria en los estratos de pobreza, salud precaria y marginación; en la falta de acceso real a la justicia y en la impunidad que goza la violencia machista. Son ejemplos dramáticos de esta violencia machista la penalización absoluta del aborto y el odioso mandato heterosexual.

Las elecciones de este año 2013 acatarán una vez más el heredado sistema binominal, y reafirmarán un injusto ordenamiento económico, social y político que nos oprime y violenta. En casi un cuarto de siglo post dictadura hemos constatado que para ambas coaliciones políticas hegemónicas nuestros derechos y libertades son monedas de cambio.
Denunciamos a esta institucionalidad patriarcal que cotidianamente transgrede nuestros derechos humanos, y exigimos una democracia real donde todos los sujetos sociales, sin discriminación ni exclusión, tengan igualdad de condiciones para vivir dignamente, con libertad y autonomía. Esta voluntad de cambiar el orden jurídico legal y el modelo de desarrollo la compartimos con  todos los movimientos sociales que hoy en Chile exigen profundos cambios estructurales.
Honrando el legado histórico de miles de mujeres que en el país abrieron caminos para nuestra autonomía y construcción de poder, la Articulación Feminista por la Libertad de Decidir, AFLD, ratifica su decisión de continuar luchando sin descanso para el logro de nuestra emancipación y de una real justicia de género que garantice una vida buena y en libertad para todas las mujeres: viejas, jóvenes, niñas, blancas, negras, indígenas, profesionales, estudiantas, dirigentas, pobladoras, campesinas, inmigrantes, lesbianas, trangéneras, trabajadoras todas, sin discriminación ni exclusión. 
                       
¡¡Nuestros derechos humanos ahora!!
¡¡A erradicar el patriarcado y el modelo de desarrollo excluyente y depredador!!
¡¡A construir un nuevo orden socioceonómico, sexual, jurídico y político!!
¡¡A decidir en libertad sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas!!




Convocamos a una Feria Pública, en la Plaza Benjamín Vicuña Mackenna, de las 10 a las 17 horas, para exigir nuestros derechos humanos y ciudadanía plena. Participa y difunde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada