domingo, marzo 24

Los derechos humanos de las mujeres no se transan


El día viernes 15 de marzo pasado, un total de 9 países entre ellos, Egipto, Bangladesh, Rusia y  Túnez, presentaron al Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas un proyecto de resolución sobre la "Protección de la Familia" que sería votado por los Estados partes el viernes 22 de marzo. Dicho proyecto iba en contra del reconocimiento sobre los distintos tipos de familia que se hiciera en la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo de El Cairo en 1994.

Esta situación alertó a las organizaciones de mujeres/ feministas/ lesbianas/ diversidad sexual  de todo el mundo, y Chile no fue la excepción, gestión que arrojó resultados positivos, lográndose el retiro de esta resolución. Adjuntamos a continuación el texto de la carta enviada por la Articulación Feminista por la Libertad de Decidir, AFLD, a integrantes del Alto Comisionado OCHNUD, al embajador de la misión permanente en Ginebra, Pedro Oyarce, a ONG's en Ginebra que apoyan estas instancias ante la ONU, a la Asociación de chilenxs en Ginebra y feministas con contactos en OCHNUD.


Las mujeres integrantes de la Articulación Feminista Por la Libertad de Decidir –AFLD (Chile) estamos alertas frente al anuncio de un proyecto de resolución que atenta contra los derechos humanos de las mujeres y se contradice con el Consejo en sus postulados universales y que será votado el viernes 22 de marzo del presente año.

Los derechos humanos de las mujeres no se transan, las organizaciones de mujeres, lesbianas, feministas y de diversidad sexual no compartimos la resolución propuesta por 9 países el pasado 15 de marzo ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra sobre la “Protección a la Familia”. Esta es la primera resolución de su tipo en el Consejo que busca perpetuar la forma tradicional de familia y que excluye a muchas otras – familias encabezadas por mujeres jefas de hogar solas o con hijas/os, familias sin hijos/as, parejas divorciadas, familias del mismo sexo, familias mixtas, familias sin unión legal y/o religiosa- que existen en Chile y en el mundo. Esta resolución atenta contra los logros obtenidos desde la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo de El Cairo el año 1994, donde se reconocieron los distintos tipos de familia.

El enfoque proteccionista  de la resolución no es coherente con el mandato del Consejo, que es el de promover y proteger los derechos humanos, que según el derecho internacional sobre DDHH es principalmente acerca de los derechos y libertades de las personas. Es sabido que en muchos contextos familiares se violan los derechos humanos, un ejemplo de ello es la violencia doméstica en contra de las  mujeres, niñas y niños y personas mayores. Más bien lo que se debe proteger son los derechos humanos de las/os miembros de las familias al interior de estas, en especial los derechos de las mujeres y las niñas.

La Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer, CEDAW, en su preámbulo reconoce explícitamente que "las mujeres siguen siendo objeto de importantes discriminaciones" y subraya que “esa discriminación viola los principios de la igualdad de derechos y del respeto de la dignidad humana".

En su capítulo I, el artículo 2 de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, Convención de Belem do Pará, señala inicialmente: “Se entenderá que violencia contra la mujer incluye la violencia física, sexual y psicológica:

a) Que tenga lugar dentro de la familia o unidad doméstica o en cualquier otra relación interpersonal, ya sea que el agresor comparta o haya compartido el mismo domicilio que la mujer, y que comprende, entre otros, violación, maltrato y abuso sexual…”. Queda claro que el espacio familiar representa para las mujeres un espacio de riesgo.

En Chile el número de víctimas ingresadas que informa la Fiscalía[1] por el delito de violencia intrafamiliar (VIF) durante el año 2012 fue de 148.868, siendo 112.818 mujeres y niñas. Más de 600 femicidios han ocurrido desde 2001, y en lo que va del año 2013, 11 mujeres han sido asesinadas[2] según cifras de la Red Chilena contra la Violencia Hacia las Mujeres.
Sin lugar a dudas, estamos frente a un retroceso para los derechos humanos de las mujeres y los logros alcanzados por la sociedad civil organizada en pro de las libertades de las mujeres en particular y de todas las personas.

Soledad Acevedo Arenas /Activista feminista


[1] BOLETÍN ESTADÍSTICO ANUAL ENERO, 2013. (ENERO - DICIEMBRE 2012), Fiscalía, Ministerio Público de Chile. / http://www.fiscaliadechile.cl/Fiscalia/estadisticas/index.do
[2] http://www.nomasviolenciacontramujeres.cl/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada