jueves, mayo 15

Basta de violencia institucional contra mujeres que abortan, decidir es un derecho.


El 14 de mayo, organizaciones del movimiento de mujeres de Chile, realizamos una manifestación de repudio frente al Ministerio de Salud, MINSAL, por la reciente denuncia en contra de una adolescente que tuvo un aborto, y que fue internada de urgencia en el Hospital Luis Tisné. Según informaciones de prensa que han circulado ampliamente, dicha denuncia la habría realizado el médico de turno. 

Tomando en cuenta que existe una normativa del MINSAL que exige en estos casos el respeto a la confidencialidad médico-paciente, lo sucedido con esta menor configura una transgresión a esta directriz y, por lo tanto, una violencia institucional en contra de la afectada. En esta ocasión, las organizaciones entregaron una carta dirigida a la Dra. Helia Molina, Ministra de Salud (su texto a continuación), reclamando por este hecho y demandando, además, que el MINSAL se pronuncie públicamente exigiendo que los establecimientos de salud se ciñan al espíritu de la misma. Habrá vigilancia ciudadana para monitorear la respuesta de las autoridades frente a esta petición.

Santiago, 14 de mayo, 2014

Ministra Helia Molina Milman
Ministerio de Salud
Presente

De nuestra consideración:

Integrantes del movimiento amplio de mujeres de Chile expresamos nuestra indignación por el caso difundido en la prensa nacional el fin de semana pasado, sobre una adolescente internada de urgencia por aborto complicado en el Hospital Luis Tisné, quien habría sido denunciada a la policía por el médico de turno.

Reprobamos que una vez más no se respete el Ordinario A15/1675 del MINSAL, emitido en 2009, en el primer mandato de la Presidenta Bachelet, que obliga a resguardar la confidencialidad médico/a–paciente por sobre cualquier otra consideración en casos de aborto complicado que acuden a establecimientos públicos de salud. Esto perpetúa situaciones de maltrato, control policial y violación de derechos humanos de las mujeres afectadas, todo lo cual configura violencia institucional. El MINSAL está obligado a cautelar el cumplimiento de su propia normativa y avanzar en los sumarios respectivos cuando esto no ocurre, cual es el caso del Hospital Luis Tisné.

Por otra parte, recordamos que el Estado de Chile ha recibido en reiteradas ocasiones recomendaciones de los Comités de DD.HH. de Naciones Unidas que le piden avanzar en trato humanizado de las mujeres que abortan, así como también revisar las leyes punitivas, lo que no ha sido acogido por ninguno de los gobiernos respectivos. Hoy exigimos una respuesta de Estado, las mujeres no deben ser obligadas a una maternidad que no desean o no pueden mantener, mucho menos ser denunciadas cuando abortan y acuden a hospitales en busca de atención, y reciben a cambio maltrato y juzgamientos. Este gobierno se ha comprometido en avanzar en  el reconocimiento y respeto a los derechos sexuales y reproductivos como derechos humanos, este sería el momento para demostrar a cabalidad dicho compromiso.

¡No más mujeres denunciadas y encarceladas en Chile, no más abortos clandestinos y peligrosos! ¡Por el derecho a decidir en libertad! ¡Aborto seguro, legal y gratuito!


Movimiento de Mujeres de Chile






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada